Entrevista a Lauma Skride

The Soloists of London se complace en tocar con una pianista de reconocido prestigio mundial: la letona Lauma Skride, pianista de talento excepcional. Comentó un crítico musical que sus interpretaciones musicales son ‘maravillosamente sensibles, con una admirable calidad del tono y siempre con un vigor altamente virtuosístico’.

Fue galardonada con el ‘Beethoven Ring’ en 2008 y es altamente aclamada por sus interpretaciones de la música clásica Alemana y música romántica. Estamos seguros que rezumará un lirismo, una intensidad y sensibilidad en sus interpretaciones de Mozart, Chopin y Schubert, los cuales son presentes en su grabación del ciclo de piano Das Jahr de Fanny Hensel, por el cual recibió un premio ECHO Classic.

Tenemos muchas ganas de hacerle unas preguntas a Lauma sobre música … y también, claro, sobre su plato español preferido.

Lauma, tenemos muchísimas ganas de tocar con usted en Cádiz. ¿Ha visitado o tocado antes en la ciudad? ¿Tiene alguna experiencia musical en España?

Nunca he estado en Cádiz pero me hace mucha ilusión tocar en esa ciudad con músicos dotados de tanto talento. Me gusta mucho tocar en España: el público es siempre muy acogedor.

El concierto para piano de Mozart que va a tocar es una obra lírica y elegante, compuesta en La mayor. Se dice que Mozart usaba esa tonalidad para mostrar la serenidad. ¿Está de acuerdo? ¿Cuáles son las calidades mejores del concierto?

Estoy absolutamente de acuerdo. Lo que más me gusta es cómo el ingenio de la obra viene de su simplicidad. ¡La obra es simplemente perfecta!

El concierto para piano de Chopin contrasta con el ambiente de diversión del Quinteto La Trucha. ¿Qué es lo que le atrae de estas obras?

Sí, contrastan mucho las dos. Es muy simple lo que me atrae, ¡la música! A veces es muy difícil verbalizar el motivo por el cual se elige una obra: es la atracción entre un músico y la música. Chopin y Schubert son unos de mis compositores favoritos. Sin embargo, me encanta Mozart también. Creo que un músico tiene que estar enamorado de cada obra que se interpreta.

De joven, ¿cómo era su experiencia en una familia letona tan musical? En este momento, usted es una pianista de reconocido prestigio mundial. ¿Cómo ha cambiado la relación musical que tiene con su familia?

Sí, mi familia es muy musical. Mi abuela era profesora de música, mi padre era director de coro, mi madre es pianista, mi hermana Linda toca la viola y mi otra hermana, Baiba, toca el violín. Cuando éramos jóvenes, mis hermanas y yo pasábamos mucho tiempo cantando, ensayando y en clases de música – la música nos rodeaban.

Mi hermana Baiba y yo tocamos en muchos conciertos juntas todavía que me encanta. Puedo tocar con ella y ver a mi mejor amiga a la vez. Las tres intentamos hacer conciertos juntas también. ¡Me encanta cuando tocamos juntas!

Este año grabó un reportorio escandinavo. ¿Cuál es el proceso de elegir nuevo material musical para grabar?

En cuánto a esa grabación teníamos varias ideas en mente. Después de mucha consideración elegimos el programa escandinavo: teníamos muchas ganas de aprender obras menos conocidas unas sonatas de Nielsen, Stenhammar), así como la conocida sonata en Sol menor de Grieg.

Es solista y también músico de cámara. ¿Cuales son los aspectos mejores de cada uno?

En mi opinión una combinación de los dos es la mejor opción. Tocar la música de cámara te ayuda a tocar como solista con una orquesta (al fin y al cabo esto es música de cámara también, ¡sólo con más músicos!) y amplía el repertorio también. Además, se puede trabajar, viajar y pasar tiempo con amigos. Me gusta ‘la soledad’ de ser solista. Hay algo mágico cuando se da un recital de piano sola.

Por último, teníamos muchas ganas de saber cúal es su plato español preferido, o la mejor cosa que ha comido aquí en España

¡Me encanta la comida española! Una de mis mejores amigas vive en Madrid, la maravillosa violinista Leticia Moreno, y paso mucho tiempo con ella y su familia. ¡La verdad es que mi plato preferido es el que cocina su madre!